Implementación de la metodología BIM en la conservación de carreteras

Por Anna Leal, responsable BIM de Conservación

Desde nuestra línea de negocio de Conservación llevamos tiempo analizando las oportunidades que ofrece la metodología BIM en proyectos de ingeniería civil y muy especialmente durante la fase de conservación y explotación de infraestructuras. Gracias a esta experiencia, hoy podemos exponer sus ventajas y potencialidades. 

Actualmente, la mayor parte de proyectos de carreteras o documentación As-Built de obras lineales ejecutadas en España sigue una metodología de modelización 2D que consiste, básicamente, en documentar de forma gráfica las plantas, alzados, secciones transversales y longitudinales. Aunque puede ser muy adecuada para representar el diseño y particularidades de un proyecto u obra, esta metodología resulta compleja para verificar el cumplimiento de la normativa y tampoco es práctica si se quiere utilizar como instrumento de control y transferencia de información, especialmente cuando las obras o elementos están relacionados con contratos de conservación de carreteras.  

Como modelo de información digital, la metodología BIM es una herramienta que desde hace un tiempo se ha convertido en un nuevo paso en este proceso. Ya es una realidad para planificar, diseñar, gestionar y construir proyectos, tanto en el campo de la edificación como de la ingeniería civil. Además, no se limita únicamente a ofrecer ventajas en la fase de diseño, sino también durante la fase de explotación de cualquier edificación o infraestructura, así como en su mantenimiento.  

En Sorigué-Acsa Conservación hemos comprobado de cerca las distintas opciones que aporta esta metodología a la ingeniería civil y especialmente a los contratos de conservación de carreteras. 

BIM en la conservación de carreteras 

Aprovechando los beneficios que proporciona el BIM, su implementación podría ser una herramienta interesante en los contratos de conservación de carreteras, ya que, aplicada de la forma adecuada, puede ser muy útil como recurso de conocimiento e información compartida, un aspecto sumamente necesario en este sector.  

Por esta razón se propone el desarrollo de modelados BIM únicamente en actuaciones puntuales que se lleven a cabo en conservaciones como obras menores de nuevos enlaces o como herramienta de soporte en la organización y gestión del mantenimiento de infraestructuras específicas como puentes, túneles u otros elementos singulares. Estos modelados BIM permiten la creación de un entorno digital común de datos para todos los agentes participantes en un contrato de conservación, puesto que llevan asociada una gran cantidad de información. Se trata de un archivo digital del proyecto, de la obra y de la conservación y explotación de cada infraestructura.  

La accesibilidad a dicha información es lo realmente imprescindible en estos contratos y esto se debe a que una parte fundamental en este tipo de servicios es el proceso de inventariado (actualización, control y seguimiento) y la creación de repositorios de información de sus elementos funcionales y/o instalaciones.  

Actualmente, en nuestra línea de negocio tenemos dos experiencias de modelado BIM en obra lineal en los contratos de conservación que gestionamos:  

  • “Reparación del tramo de la C-17 entre el PK 43+050 y el PK 43+550. Tramo: Centelles-Seva” que forma parte del contrato de conservación de Barcelona Este de la Generalitat de Catalunya. Se trata de un tramo de carretera de 450 m de longitud, en el que se han aplicado medidas estabilizadoras de ancorajes, biga de ligado y muro de gaviones en la parte de activos geotécnicos, instalación de nuevos sistemas de contención, drenajes, señalización horizontal y vertical. Este proyecto fue uno de los primeros proyectos de carretera desarrollado en BIM en España y está certificado como proyecto I+D+i por AENOR (certificación 2010/1484/PIDI/01).
  • “Obra de sustitución de medio tablero del puente situado en el PK 4+100 de la LV-9225, en el municipio de Albesa”, donde se rehabilitó medio tablero del puente existente, se instalaron sistemas de contención nuevos y se realizó el extendido de 5 cm de aglomerado en la capa de rodadura. Esta carretera forma parte del contrato de conservación de Lleida de la Generalitat de Catalunya.

Estos dos modelos están a disposición de la Administración y del servicio de conservación como recurso para el personal del contrato y de la Dirección del mismo. 

Gracias a estas pruebas piloto se están evaluando las posibilidades de implementación del BIM durante la fase de conservación y explotación, pues se ha comprobado que su uso puede mejorar y facilitar el proceso de gestión de la información de una infraestructura determinada u obra si hablamos de obras menores específicas a realizar durante el desarrollo del contrato de conservación.

En un entorno digital como el que propone la metodología BIM la recopilación de datos de numerosos elementos funcionales y/o instalaciones conflictivas facilita los trabajos de inventariado, planificación, control, seguimiento y actualización de la información propia de un contrato de conservación de carreteras. 

 

Comparte

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe todas nuestras noticias y novedades al momento