Diez años consolidando el servicio de infraestructura verde en Parla

Por Flor Torrijos de Oro, responsable de Servicios en Parla

Situado al sur de la ciudad de Madrid, el municipio de Parla cuenta con 24,43 km² y una población estimada de 132.000 habitantes. Este pequeño núcleo urbano es un referente en términos de biodiversidad gracias a los parques y zonas verdes que lo rodean. Un pulmón, más vital que nunca, gracias a nuestro compromiso como Sorigué que, a través de nuestra empresa de infraestructura verde Ambitec, iniciamos nuestros servicios en este municipio hace exactamente diez años.

El 16 de enero de 2012 cuando asumimos el primer contrato para el mantenimiento de zonas verdes y arbolado de la zona 2 de Parla este, comprendimos que podíamos ir un paso más allá en conservación ambiental.

Fue así como en 2016 recibimos la adjudicación de las tres zonas, incluida la periurbana, y comenzamos a introducir servicios y equipos innovadores como vehículos y maquinarias eléctricas y mejoras en la telegestión del riego para reducir el consumo de agua.

Eliminamos el uso de herbicidas y nos enfocamos en el arbolado, algo que se pedía ya desde el contrato, pero que incorporamos como una especialización para dar respuesta a peticiones expresas como estudios de peligrosidad o valoraciones respecto a caídas de ramas o posibles vuelcos. Todo eso que estábamos haciendo sentó las bases del servicio de infraestructura verde.

Mejorar la calidad de vida

Actualmente, con el contrato vigente, llevamos los dos lotes principales de Parla y estamos implementando todo el concepto de infraestructura verde que trabajamos desde Ambitec. Para nuestro equipo, los parques no son entes aislados sino corredores intercomunicados, tanto con los espacios verdes interiores como exteriores de las ciudades. Esta visión nos permite naturalizar todos los sistemas y concebirlos de manera unificada para proteger y aumentar la biodiversidad.

Cuando decimos que las zonas verdes urbanas y periurbanas pueden englobarse dentro de una estructura coordinada dentro del municipio, nos referimos también a la necesidad de que intervenga la mayor parte de los servicios municipales o departamentos con el objetivo maximizar los beneficios que genera el verde.

Si generamos corredores mejoramos la movilidad urbana y la calidad del aire, el efecto isla de calor, aumentamos la biodiversidad y aportamos soluciones efectivas para la reducción de ruido, entre otras ventajas, mejorando así la resiliencia de las ciudades ante circunstancias extremas como sequías e inundaciones.

Profesionalización y especialización

Desde el principio, participamos en distintas asociaciones que promueven la puesta en valor de la infraestructura verde. También hemos participado en toda clase de jornadas y congresos para ir cambiando antiguos conceptos sobre jardinería y empaparnos sobre la importancia de implementar técnicas basadas en la naturaleza mediante la infraestructura verde.

De hecho, a lo largo de estos diez años en Parla, nos hemos enfocado en la profesionalización de nuestro personal mediante formaciones continuas que nos permiten especializarnos en los aspectos que hemos visto necesarios en cada etapa. Desde el principio hemos estado aprendiendo, encargados/as, técnicos/as y operarios/as. Esto me llena de satisfacción, es un orgullo participar en un proyecto así.

Comparte

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe todas nuestras noticias y novedades al momento