¿Cómo trabajamos el urbanismo táctico en Barcelona?

Por Xavier Llopis, jefe de Producción de Constraula

Más allá de una intervención puntual, el urbanismo táctico es una estrategia de profunda transformación de la ciudad a la que Constraula, empresa del grupo Sorigué, ha contribuido activamente en los últimos años. El proyecto, impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona, pone el foco en las necesidades de la ciudadanía y propone acciones con criterios de sostenibilidad ambiental. Una apuesta por el fortalecimiento de los tejidos vecinales en torno a espacios públicos con menos emisiones de CO2.

¿Qué es el urbanismo táctico?

Económicas, funcionales y fácilmente reversibles, las obras propuestas por el urbanismo táctico cambian los usos de algunas calles para priorizar la movilidad sostenible. Los entornos escolares, las vías con intenso tráfico vehicular, las terrazas de bares y restaurantes, y las aceras estrechas han sido algunos de los espacios intervenidos mediante acciones sencillas, pero de gran impacto en la vida comunitaria como franjas de colores en el pavimento, instalación de mobiliario urbano, jardineras de fácil movilidad o juegos infantiles pintados en el suelo. Estas actuaciones buscan conseguir espacios más amables y seguros que otorguen protagonismo a la ciudadanía.

Estos cambios se plantean como actuaciones provisionales para hacer más visible la propuesta, demostrar su viabilidad y valorar sus resultados con el fin de ejecutarlas en un futuro como definitivasY en caso de que no se consigan los objetivos marcados o de que sea necesario modificar el proyecto, las medidas pueden ser fácilmente reversibles.

Entre las ciudades que han probado con éxito el urbanismo táctico se destacan Nueva York, que transformó la intersección de Times Square en zona peatonal; San Francisco, que convirtió plazas de parking en áreas de descanso para transeúntes y Ciudad de México, que retiró los coches de una concurrida vía del centro.

¿Qué se ha hecho en Barcelona?

En el caso particular de Barcelona se han diseñado soluciones peatonales como las ‘supermanzanas’ de Sant Antoni y el Poblenou, y se han planteado propuestas de pacificación de entornos escolares para dar prioridad a los menores y sus familias. Adicionalmente, se ha podido dar respuesta a los retos de la pandemia generando nuevos espacios para paseos y encuentros al aire libre.

Gracias al conocimiento de la ciudad y de las particularidades de cada entorno, el personal técnico y operario de nuestra empresa ha garantizado el éxito de las obras planificadas por el Ayuntamiento de Barcelona que, por sus características, deben ejecutarse en términos muy ajustados.

Algunas soluciones tácticas

Entre los años 2019 y 2021 hemos participado de diferentes maneras en las siguientes soluciones de urbanismo táctico:

  • Extensión del modelo ‘supermanzana’ en el barrio de Sant Antoni, mediante la reurbanización táctica de la cruz formada por la calle Borrell entre Manso y Marqués de Campo Sagrado y la calle Parlament entre Ronda Sant Pau y Viladomat. En esta misma zona se interviene la calle Borrell entre Marqués de Campo Sagrado y Aldana.
  • Reurbanización de la plaza de la salida de la Escola de la Pau en el distrito de Sant Martí.
  • Pacificación del espacio urbano en torno a la escuela Sagrada Familia del distrito de l’Eixample y a la guardería municipal Petit Univers y la escuela primaria L’Univers, del distrito de Gràcia.
  • Actuaciones tácticas para la ampliación del espacio peatonal en la calle Pelai.
  • Mejoras en la red de autobuses urbanos en diferentes puntos de la ciudad.
  • Reurbanización de los entornos de las entidades educativas incluidas en el programa ‘Protegemos las escuelas’.

Proyectos específicos durante la crisis sanitaria

Como parte de las obras civiles complementarias del Ayuntamiento de Barcelona para dar respuesta a las necesidades de espacio público y movilidad en el marco de la crisis sanitaria por la Covid-19, desarrollamos actuaciones concretas en: Passeig de Santa Coloma y calles Girona, Rosselló y Porcel; calle Valencia y avenidas Gran Vía y Diagonal; calles Consell de Cent, Industria, Rocafort y Vía Augusta; y Via Laietana, calles Castillejos, Pau Claris y Roger de Lluria.

Además, con la flexibilización de las restricciones al sector de la hostelería, ejecutamos diferentes obras de ampliación de espacios públicos para destinarlos a terrazas de bares y restaurantes.

El urbanismo táctico se revela como un nuevo reto que puede responder a las exigencias ciudadanas en materia ambiental.

Nuestros 30 años de experiencia en obras de mantenimiento urbano y de vía pública en Barcelona avalan nuestra capacidad para dar soluciones a esta naciente demanda.

 

 

 

Comparte

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe todas nuestras noticias y novedades al momento